Control de calefacción

Comparte en tus redes sociales:

 

Si el sistema de calefacción de tu vivienda es por radiadores convencionales de agua con cualquier tipo de combustible, seguro que alguna vez te has planteado las siguientes preguntas:

 

 

 

¿Necesitas mantener la misma temperatura en toda la casa? Con el termostato en el salón no hay otra opción.

 

 

 

El sistema convencional de calefacción por radiadores presupone que las necesidades de calefacción son las mismas en toda la casa, cuando la realidad es que tanto por nuestros horarios, costumbres y ritmo de vida, a lo largo del día hay espacios de la casa en los que pasamos más horas que en otros.

 


 

 

 

¿Tienes una habitación fría en casa que no consigues mantener a la temperatura deseada?

 

 

 

 

En la mayoría de los hogares existe una habitación en la que, bien sea por su orientación, su falta de aislamiento o la deficiente calidad de las ventanas, pasamos frío. La única manera de evitarlo es subir el termostato de toda la casa o recurrir a otro sistema de calefacción suplementario (radiadores eléctricos, bomba de calor, etc.) que aporte el calor extra demandado.

 


 

 

 

¿Quieres mantener la habitación de los niños a 21ºC durante toda la noche, por si se destapan?

 

 

 

 

Los niños se mueven mucho, a menudo también durmiendo, por lo que es difícil controlar que no cojan frío por la noche. Para evitarlo, lo ideal es mantener constante la temperatura de confort en su dormitorio, pero eso implica calefactar toda la casa o nuevamente recurrir a otros sistemas de calefacción.

 


 

 

 

¿Utilizas ocasionalmente una habitación pero aun así la mantienes siempre calefactada?

 

 

 

 

Las habitaciones de invitados y los espacios de la casa que no son de uso diario, suponen un dilema a la hora de calefactarlos: no queremos que se enfríen por completo, pero si mantenemos los radiadores encendidos estamos desperdiciando energía y dinero.

 


 

"La innovación es la base del futuro."

 

La respuesta a todas estas preguntas es i€co, el sistema que te permite adaptar la temperatura de cada radiador a las necesidades de cada momento. Con los dispositivos i€co podemos calentar, de manera automática, sólo aquellas zonas que vayamos a utilizar, estableciendo para cada radiador distintas temperaturas a lo largo del día, ajustando el gasto de calefacción a nuestro ritmo de vida.

 

Veamos un ejemplo práctico de una vivienda que puede cambiar sus demandas de temperatura en diversas habitaciones a lo largo del día.

 

 

Si bien a lo largo del día la mayor demanda de calefacción se tiene en el salón, cocina y zonas comunes (aseo y pasillo) durante las noches estas zonas no requieren de tanta calefacción y los habitantes de la casa prefieren tener mayor confort en los dormitorios.

 

Los cabezales electrónicos de cada radiador, así como el resto de dispositivos, se comunican entre si mediante radiofrecuencia y se instalan sin realizar ninguna modificación en la caldera.

 

  • Los dispositivos se controlan desde tu ordenador a través del iController.
  • Conectando el iControler a tu router, también se pueden controlar vía internet, tanto por ordenador, como con las apps para tablet o smartphone (Android y Apple).

 

Trabajamos con 2 packs diferentes en función de las necesidades de tu hogar, si bien podemos configurar una solución a medida para cada caso y siempre a unos precios muy económicos y fácilmente amortizables con ahorros en calefacción:

 

Pack básico i€co

Comparte en tus redes sociales:

 

Este pack de inicio permite empezar a controlar dos radiadores y a familiarizarte con el sistema i€co.

 

Pack completo i€co

 

Este pack es en sí ya un pack completo que permite controlar la caldera y los principales radiadores de la vivienda. Si se precisasen más cabezales de control de radiadores podrían añadirse al pack.

 

 

No dudes en consultarnos y te haremos una propuesta adaptada a tu caso. Ir a Contacto.